Larry Nassar y los abusos que hizo a las gimnastas

Escrito por el 16 de septiembre de 2021

La pesadilla que han sufrido cientos de gimnastas de manos de Larry Nassar ha supuesto un auténtico terremoto en el deporte estadounidense y mundial. No sólo por los abusos sexuales que padecieron, sino por cómo el sistema dio de lado a las víctimas, algo que está centrando las primeras jornadas del comité de investigación que ha abierto el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Si las palabras de Simone Biles ya fueron dirigidas directamente al FBI, su compañera McKayla Maroney contó algunos episodios que ponen los pelos de punta. Y todo ello sin que hicieran nada las autoridades.

“Les dije (a los agentes del FBI) que lo primero que Larry Nassar me dijo fue que me pusiera pantalones cortos sin ropa interior, porque eso le facilitaría el trabajo. A los pocos minutos, tenía sus dedos metidos en mi vagina“, comenzó a relatar con una gran entereza la campeona olímpica en Londres 2012 con el equipo estadounidense.

A continuación se centró en las preguntas del FBI, que es el foco de su crítica. “Me preguntaron: ‘¿Metió los dedos en tu recto?’. Dije que no. Me preguntaron si usó guantes. Dije que no. Me preguntaron si este tratamiento me ayudó. ¡Dije que no! ¡Este tratamiento era abuso y no me ayudó en nada!”, señaló, enfadada.

En su caso, la pesadilla con Nassar comenzó en 2011, durante los Mundiales de Tokio, cuando tenía solo 15 años. “Me dio una pastilla para dormir en el avión para seguir trabajando en nuestra preparación física al llegar. Esa noche estaba sola, desnuda, con él encima, abusando de mí durante horas. Pensé que iba a morir esa noche. No sería capaz de dejarme ir después de aquello, pero lo hizo. Estuve deambulando por los pasillos del hotel de Tokio hasta las 2 de la madrugada, con 15 años…”, recuerda.

Aquellos días le dejaron marcada de por vida, algo que aún le hizo sorprenderse más por la falta de empatía o apoyo de las autoridades.

Larry Nassar

“Lloraba mientras lo recordaba por teléfono al FBI. Y no se escuchaba nada al otro lado de la línea. Me llamó la atención la falta de preocupación del agente del FBI. Era un recuerdo muy traumático y después de un minuto de silencio solo me preguntó: ‘¿Eso es todo?’. Escuchar esas palabras fue uno de los momentos más duros de todo esto. Que mi abuso fuese minimizado y descartado por la gente que se suponía que me tenía que proteger… Parecía que este abuso no era suficiente, pero sí lo era. Y ellos querían encubrirlo“, insistió Maroney.

El dolor de la gimnasta, acompañada por sus compañeras, hizo que muchos de los presentes en la sala llorasen. No fue tanto por estos abusos, sino por la impotencia de saber que el FBI no hizo nada. “Ellos tenían pruebas legales y legítimas de abusos a menores y no hicieron nada“, insistió la exgimnasta.

Con Larry Nassar encarcelado ya, la Fiscalía busca ahora las responsabilidades derivadas por la ausencia de una investigación suficiente de los casos por parte de los agentes federales. “¿De qué sirve denunciar los abusos si nuestros propios agentes del FBI se van a encargar de enterrar ese informe en un cajón? No sólo el FBI no informó de mis abusos, sino que cuando finalmente documentaron mi informe 17 meses después, hicieron afirmaciones totalmente falsas sobre lo que yo dije”, acusó Maroney.

Publicidad:

Impactos: 0


Canción actual

Título

Artista

Background
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento así como para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad